Ciudades comienzan a ampliar sus cementerios ante el coronavirus - | Blog Radio y Tv | Radio, Televisión, FM, AM, Satélite

AL DÍA

anuncios ads

Anuncios

miércoles, 22 de julio de 2020

Ciudades comienzan a ampliar sus cementerios ante el coronavirus


Rioachero y no riohachero, si sales de casa te espero. Gente como uno (cementerio en Riohacha) te espera. La covid no es juego, si sales de casa te espero”. El duro mensaje lo grabó en un video Sonia Bermúdez, una reconocida sepulturera de la capital de La Guajira, para recomendarles a los habitantes de esa ciudad que se mantuvieran en casa durante la cuarentena.


Y es que precisamente pensando en el riesgo letal que es este coronavirus, la indisciplina social que se ve en muchas partes del país y el incremento en las cifras de contagio, las autoridades regionales, de la mano con las medidas de bioseguridad, el apoyo a los más necesitados y el fortalecimiento de la infraestructura de salud, también están pensando en el tema de los cementerios. Y de los hornos crematorios.

En varios lugares se están ampliando las capacidades de los camposantos, en otros se está pidiendo desocupar las bóvedas y otros está pidiendo ayuda para ver qué pueden hacer.

Aunque públicamente no lo expresan, imágenes como las que se han visto en algunos lugares de la región, de retroexcavadoras abriendo huecos y haciendo entierros múltiples, han generado preocupación.

El punto es que es demasiado incierto y no se sabe qué va a pasar ni cuántos muertos pondrá cada población.

Una de las primeras autoridades en tomar cartas en el asunto fue precisamente la Procuraduría, que desde abril les envió una circular a los alcaldes sobre la “gestión integral de cadáveres en municipios con ocasión de epidemia por Covid-19".

Ahí les dice que los mandatarios locales “deben, con carácter de urgencia y como medida de alistamiento para garantizar el adecuado abordaje en este sentido de la pandemia de covid-19 en sus territorios, proceder a realizar la verificación de la presencia de los cuerpos que actualmente se encuentran en morgues locales en condición de no identificados, identificados no reclamados o cualquier otra forma de ‘cadáveres de personas pobres de solemnidad’, con el fin de proceder con la inhumación estatal de los mismos”.
En la misiva les recuerda a los alcaldes que deberán garantizar las medidas y los recursos presupuestales para la disposición final e inmediata de los cuerpos y hace especial referencia a “los que surjan en el marco de la emergencia sanitaria recientemente decretada por el Gobierno Nacional, de tal forma que se mitigue el riesgo de que en caso que se produjeran varias muertes simultáneas”.
.
Y de manera concreta les dice que deben tener “disponibles los lugares en donde disponer los cuerpos, estando las administraciones municipales preparadas para tal eventualidad”.
Manos a la obra
En Leticia, en la capital de Amazonas, la alcaldía inicialmente había dispuesto la construcción de 100 bóvedas, pero ante la emergencia que han tenido la capacidad se copó.

Incluso el propio presidente Iván Duque anunció que el Gobierno Nacional está evaluando como se apoya con un horno crematorio para la capital del Amazonas.
En San José del Guaviare la situación no es distinta. El alcalde anunció que se van a construir bóvedas en el cementerio local. Unos recursos que tenía para el alumbrado público los quería destinar para la ampliación del camposanto.En Sesquilé, un pequeño poblado de la sabana de Cundinamarca, la alcaldía tiene previsto construir 50 bóvedas exclusivamente para personas que fallezcan por Covid.
Mientras tanto, en Yopal el alcalde Luis Eduardo Castro pidió dar inicio a la exhumación, lo antes posible, de aquellos cuerpos que fueron inhumados (enterrados) entre los años 2012 y 2015.

A esto se suma que tanto la alcaldía de la capital como la Gobernación están tramitando un horno crematorio para que preste su servicio en la región. En Casanare están reportados 35 casos.

En El charco, en Nariño, donde técnicamente no hay cementerio sino un lote adecuado para sepultar a los muertos, su alcaldía está haciendo gestiones para ver como consigue recursos a fin de adecuar algunas bóvedas.
Por ahora, con que pueda construir al menos unas 20, la administración se daría por bien servida. El asunto es que hasta ahora no tiene los recursos.

Pero la preparación para atender a las víctimas fatales del covid no es solo de las pequeñas poblaciones. En Cali, por ejemplo, también se han tomado las medidas de prevención necesarias.

La Secretaria de Salud de la capital de Valle informó que la ciudad cuenta con dos nuevos cementerios con hornos crematorios con servicio las 24 horas, lo que permitirá cremar hasta 41 fallecidos por día.

Finalmente, en Arauca el secretario de Gobierno municipal, Armando Figueredo Colmenares, dijo que la Alcaldía tuvo que comprar un  lote para ampliar el cementerio, atendiendo la recomendación de la Procuraduría. Colmenares dijo que se están construyendo 54 bóvedas nuevas.

No hay comentarios:

goog